Un expredicador protestante holandés ha abierto un 'sex shop' o 'tienda erotica' online para cristianos. La web es una novedad en Europa y, según indican medios holandeses, enfoca el "erotismo sin pornografía" desde un punto de vista apto para cristianos.

 

La original tienda de erotismo se le ha ocurrido al expastor Marc Angenent, que de dar sermones en una iglesia ha pasado a innovar en fantasías eróticas. Los artículos que se pueden comprar en su tienda de Internet varían desde condones a artículos para mejorar las erecciones o atrevidos vibradores para el público femenino.

La castidad es una preciada virtud, y el erotismo antes del matrimonio está prohibido para los católicos observantes, pero el ex pastor e iniciador de la tienda en línea, Marc Angenent, asegura que los católicos también pueden disfrutar del erotismo.

"La tienda de internet es también una forma de presentar el placer sexual abiertamente como un tema legítimo en la comunidad cristiana", manifestó.

El ex pastor Angenent es la persona precisa para ayudar a los cristianos a gozar del erotismo. Comenzó su carrera como ministro antes de cambiar de rubro convirtiéndose en terapeuta sexual. Muchos de sus clientes son devotos creyentes y él conoce de primera mano el tipo de problemas que hay en la gente religiosa con su sexualidad.

"Parejas cristianas tienen dudas a cerca de sentimientos de vergüenza y culpa, y cerca de cuán lejos se puede llegar en el gozo del erotismo. Teniendo en cuenta mi formación y procedencia, confían en mí para ayudarlos con sus problemas", expresó.

Pero en su labor de asegurar a las parejas que está bien disfrutar del erotismo, Angenent encontró dificultades para recomendarles un sitio para adquirir elementos de ayuda sexual.

Los artículos podrán ser los adecuados para cristianos pero las páginas web donde se venden, no. Generalmente están dominadas por lenguaje e imágenes pornográficas.

De camino que Angenent creó una página web que puede ser visitada por cristianos. El Jardín del Amor aclara desde un comienzo que el visitante no encontrará lenguaje vulgar, desnudos o imágenes pornográficas. De hecho, el portal es mucho más una herramienta para terapia sexual de cristianos que una tienda para artículos sexuales.

Basado en la Biblia

Y como todo buen cristiano, Angenent recurre a la Biblia para basar sus conceptos.

"Especialmente el Antiguo Testamento está lleno de historias eróticas. Dentro de un contexto espiritual, por supuesto, pero el sexo está muy presente", indicó.

Efectivamente. He aquí casi pocos ejemplos de pasajes eróticos en el Cantar de los Cantares:

"Mi amado metió su mano por el hueco de la cerradura; mis entrañas se estremecieron. Me levanté para abrir a mi amado, mis manos destilaron mirra, mirra goteaban mis dedos, en el pestillo de la cerradura", 5: 4.

"Como el manzano entre árboles silvestres y estériles, así es mi amado entre los hijos de los hombres. Sentéme a la sombra del que tanto había yo deseado, y su fruto es muy dulce al paladar mío", 2: 3.

"¡Cuán bellos son tus amores, hermana mía esposa!; más agradables son que el vino exquisito; y la fragancia de tus perfumes o vestidos excede a todos los aromas", 4: 10.

"Despierta, viento del norte; Acércate, viento del sur; Soplen unos mi jardín, Que se esparzan sus fragancias. Que entre mi amante en su jardín. Y coma sus frutas exquisitas", 4: 16.

¿Perversión?

Por supuesto no todos los católicos devotos están contentos con el nuevo portal de internet.

Piet Halsma escribe en una página web cristiana. "La gente no debería celebrar la sexualidad. Hay que ser experimentada dentro del matrimonio. El deseo sexual, la perversión, la posesividad, convertirse en objeto; todas estas son características destructivas de la sexualidad cuando se apartan del contexto de la procreación".

Otra persona, Mia, escribe: "Un sex shop no es cristiano. El compromiso del amor es de dos personas que se aman, y ningún sex shop tendría que interferir entre ellos dos".

Pero en la primera semana en línea las reacciones públicas de la comunidad cristiana a la tienda de internet se han esfumado, y las órdenes han comenzado a llegar.

No es tan nuevo

Este no es el primer portal de internet donde los devotos creyentes pueden encontrar artículos eróticos. Un sex shop en línea destinado a musulmanes se puso en marcha en Ámsterdam hace dos años.

Los cristianos holandeses también van atrasados en relación a sus compañeros de confesión de otros países. Tiendas eróticas para cristianos han estado en internet en EE. UU. y en otras partes del mundo en los últimos diez años.

Es notificar, en el terreno de la liberación sexual, los cristianos holandeses todavía están empezando a recuperar terreno respecto al resto del mundo.

Deja un comentario