Las sex shops están dejando de ser tabú y con el paso del tiempo adquieren mayor popularidad en todo el mundo.

Una empresa dedicada a la producción de juguetes sexuales no se quedó atrás en la innovación de productos destinados al placer. La compañía llamada Fleshlight realizó una oferta un tanto extraña a la polémica Lindsay Lohan.

La compañía está dispuesta a desembolsar un millón de dólares para obtener una reproducción de las partes íntimas de la actriz estadounidense.

La empresa ya había llevado a cabo la reproducción de genitales de algunas famosas. Jesse Jane y Lisa Anna son dos actrices porno que cuentan con un juguete sexual de sus genitales a la venta.

Sin embargo, en caso de que Lohan accediera, seguramente sería uno de sus juguetes sexuales más vendidos y podría convertirse en toda una moda.

Deja un comentario