Un sex shop en Estados Unidos, ha utilizado la imagen de Scarlett Johansson para publicitarse. El problema es que ella no sabía nada.  En las tarjetas de esta tienda que vende cintas pornográficas, lubricantes y juguetes eróticos se puede ver a la artista sentada en el suelo, con una pose muy sugerente, luciendo lencería negra y  camisa blanca.

scarlett johansson

El sex shop en cuestión se llama VIP y se encuentra en la región de Calexico, en la frontera mexicana con California. Sus dueños, cogieron la imagen de una chica rubia para promocionar sus productos en varios anuncios. Ellos, según su versión, no sabían quién era Scarlett Johannson. "El dueño nos pidió que hiciésemos tarjetas de la tienda y nos dijo que necesitaba algo con una chica en la publicidad y la empresa lo hizo", argumenta uno de los dependientes de la tienda.

Pero el portal de noticias TMZ destapó la noticia. Scarlett Johansson aún no se a pronunciado al respecto y no se sabe si emprenderá acciones legales contra el sex shop. Lo único que, de momento, ha hecho la actriz es agradecer precisamente a TMZ por su labor de investigación y por "proteger mi imagen de mis legiones de fans mexicanos".

Es la segunda vez que la imagen de Scarlett Johansson se ve vulnerada. Todavía está reciente el escándalo del hacker informático que robó de su móvil unas fotos suyas desnuda.

Pese a su atractivo, que ha quedado de manifiesto en películas y campañas publicitarias, la actriz no se considera sexy. De hecho, según la página web 20minutos, la joven de 27 años no cree que ese mote de sexy la vaya a seguir con el paso del tiempo.
"No soy sexy. Estoy convencida de que en unos años cambiaré, no seré interesante para nadie y no me reconocerán de esa manera", aseguró.

Deja un comentario