La cantante Rihanna ha sido vista comprando artículos eróticos en un famoso sex shop - tienda erotica de la ciudad australiana de Sidney.

El asistente de la cantante abandonó la tienda con dos bolsas al tiempo que un portavoz de la tienda confirmaba que tuvieron que asegurarse de que ningún otro cliente estuviera presente para que Rihanna pudiera hacer libremente sus compras. «No puedo decir lo que Rihanna hizo o compró, es secreto», ha afirmado.

La estrella de pop, de 23 años, está en Australia como parte de su gira 'Last Girl On Earth' y se rumorea que pudiera actuar en el festival de gays y lesbianas de Mardi Gras este fin de semana.

Rihanna - famosa por sus sugerentes modelos - afirmó recientemente que las niñas que le atacan por su look provocativo son «hipócritas». «La gente piensa que soy demasiado sexy. Les molesta por alguna razón. A las chicas no les gusta ver a otra chica vistiendo sexy. Intimida un poco. Y no lo digo de forma arrogante. Siempre habrá alguien a quien no le guste lo que haces», ha dicho la cantante.

«La gente tiene un montón de opiniones locas sobre las cosas. Las cosas que digo, las cosas que llevo, los lugares a los que voy. Es estúpido. Soy joven y comprar artículos eróticos es algo normal y recomendable para toda mujer», ha dicho Rihanna.

«La gente es hipócrita. Desean ver algo horrible. Muchos de ellos están descontentos consigo mismos. Deberían mirar en su propia vida. Muchos no tienen agallas para enfrentarse así mismos». Seguro que las palabras de la joven intérprete no pasan desapercibidas.

Deja un comentario