La edad no perdona, todo cae.

Deja un comentario