Bea y las secuelas sexuales que la dejó el cáncer.

¡Cuánto sufrimiento durante y después!

Que el cáncer es una de las enfermedades mas crueles de nuestra época es una realidad. Yo he tenido familiares que la han padecido, unos la han superado y otros por desgracia no. Aunque lo he tenido muy muy cerca nunca he reparado en las secuelas sexuales que deja y lo que sufren tanto física como mentalmente por ello.

Supongo que muchos dirán, después de superar un cáncer que mas da no tener sexo, imagino que habrá personas que después de lo que han sufrido ya no den importancia al sexo o no crean que deban quejarse por no tener ganas. Pero hoy os quiero hablar de las mujeres que se niegan a no tener sexo después de un cáncer.

Desde hace un tiempo me he encontrado con algunas clientas que padecen o ha padecido cáncer y he visto lo que sufren una vez han superado su enfermedad con las secuelas que les ha dejado el tratamiento en su apetencia sexual y sobre todo, las secuelas que les ha dejado la radioterapia o la quimioterapia en el interior de sus vaginas según me relatan ellas.

lelo lapasionerotica

 

A alguna la daba vergüenza compartir lo que la ocurría o sentía con su médico y a otras las pusieron tratamientos o las recomendaron lubricantes íntimos.

Casi todas pasaron muchos meses desde que les dieron el alta hasta que empezaron a tener relaciones sexuales.

Recuerdo cuando vino Bea a mi tienda por primera vez. Se dio una vuelta por la tienda, la brinde mi ayuda por si necesitaba explicación de algún producto a lo que ella dijo solo quiero mirar y ya cuando estaba en la puerta para irse se giró y con lágrimas en los ojos me contó su historia. No tenía ganas de tener relaciones con su marido pero consideraba que después de tres años entre operación, tratamiento y recuperación del tratamiento su marido se merecía volver a la normalidad sexual. Ese tema la atormentaba la cabeza y ella quería algo que la subiera la líbido y pudiera estar dispuesta para su compañero. Probó varias cosas, la recomendé que consultara con su médico antes de ingerir nada. unos no la hicieron nada y otros si, los alterna. Ella ya empezaba a sentirse leona como me dice, solo la quedaba la sequedad vaginal, con el lubricante conseguía mantener relaciones sexuales aunque la doliera.

pompeya

 

Pero Bea seguía diciendo " siento la vagina como si estuviera acartonada". Yo había probado durante el verano una loción para la regeneración de tejidos que me habían mandado unos laboratorios para probar y yo si notaba el frescor cuando me la aplicaba y la piel mas flexible e hidratada pero ante una persona que ha sufrido un cáncer me da mucho reparo aconsejar nada.  La regalé un bote de muestra de aceite íntimo Pompeya, la dí toda la información del producto y consultó con su médico. No solo la aconsejó que se lo pusiera, según me contó se quedo con la información para otras pacientes. En sex shop lapasiónerótica os recomendamos este.

Os cuento solo  el caso de Bea para no extenderme mas, pero el de Sole, María y Raquel es muy similar.

Se que ante un cáncer y sus secuelas hay que tener mucho cuidado. La salud es muy importante y solo recomiendo a cualquiera que lea este post, que consulte siempre con su médico.

A Bea, Sole, María y Raquel solo decirlas que las admiro por su valor, su lucha y su constancia.

Deja un comentario